Moto para sibaritas – Yuki Yshizuka

Luego de la muerte de Darrell H. Winfield el cowboy conocido mundialmente como la imagen de la marca de cigarrillos Marlboro durante las décadas 70 y 80 – según trascendidos a causa de cáncer de pulmón – la corporación Phillip Morris tomó la difícil decisión de no volver a utilizar caballos en sus campañas publicitarias.

Esta decisión trajo un sinnúmero de reacciones, entre las más notables: la severa disposición de la Organización Mundial de la Salud con respecto al pautaje publicitario, lo que generó históricas pérdidas para los medios tradicionales de comunicación y la decepción de miles de fans del “Mundo Marlboro” a quienes no les quedó otra que descabalgar la fantasía.

Este duro golpe a la industria tendría sin duda un contragolpe. Los genios del marketing no se hicieron esperar y desarrollaron el “Motoboro”, el primer modelo de moto para sibaritas, con un cenicero instalado en el centro del manillar. Este detalle aparentemente menor no sería otra cosa que una sugerente invitación a fumar. Todos saben que luego de una experiencia intensa, a los cowboys les gusta fumarse un pucho.

Así, el mítico caballo ha sido reemplazado por una moto de carretera con cenicero incluido; y ha logrado un nivel de ventas jamás registrado en la industria del tabaco.

Magnates tabacaleros se reunieron con altos jerarcas de la OMS, quienes, profundos análisis después, no solo autorizaron la fabricación de las Motoboro sino que sugirieron la conveniencia de ceniceros en todas las motos del mundo. Respaldaron con estadísticas la importancia de fumar en la moto: fumar a bordo reduciría la velocidad y por tanto los riesgos de accidentes. Además el cigarrillo se consumiría más rápido por acción del viento y no de los pulmones.

Lucky Strike, Camel y Kent no tardaron en lanzarse al rodeo para jinetear a grandes marcas fabricantes de motos como Kawasaki, Honda y Harley Davidson entre otras, con el único objetivo de imprimir su marca en el cenicero. Para las tabacaleras este cortejo promiscuo fue bastante costoso. Sin embargo la suerte estuvo del lado de Lucky Strike, que logró sellar a fuego su marca a la número uno y más popular de entonces.

Pero de nuevo la astucia de Marlboro dejó a las demás marcas perdidas en la humareda y recuperó el primer lugar con la primera promo: Por la compra de una Motoboro te llevás una cajetilla de regalo con la siguiente leyenda: “Fumar en movimiento disminuye el riesgo de accidentes y enfermedades respiratorias”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s