Craquenza – por Santiago Montiel

1

En la esquina de un barrio, cerca de la media noche, hay un niño tirado en la acera. Los vecinos lo miran desde sus ventanas. Un momento después, las cierran y se acuestan a dormir.

2

Cuadras más abajo. Un hombre con ojeras y un cigarrillo entre los labios, divide en porciones unas bolitas de grises de crack. Luego las envuelve en trozos de hule.

3

Una patrullera llega a la esquina. El oficial al mando del vehículo mira el bulto tirado. El hombre mira hacia delante. Piensa. Todavía sostiene el volante con ambas manos, luego sus pies aceleran.

4

Cuadras más arriba, un ebrio viene bajando, casi a tientas. Canta Buffalo soldier en un pésimo inglés y maldice a los vecinos. ¡Caretas! Grita de cuando en cuando.

5

En dirección recta  al bulto de la esquina, un hombre sobre una motocicleta regresa a su casa. Frena y mira por un instante al niño. Trata de hablarle. No hay respuesta. La mitad del cuerpo está metida en la oscuridad. Sólo sus flacas piernas se pueden ver gracias al alumbrado público. Entonces, el motociclista sigue su camino hasta acostarse. Apaga la última luz y cierra los ojos.

6

El hombre con ojeras termina su labor. Se levanta de la silla y estira el cuerpo. Dibuja sobre una plancha de metal una línea de merca y la aspira. Con los dedos aprisiona sus fosas nasales y sus ojos emblanquecen. Su cuerpo cae sobre un sofá viejo y repleto de almohadas.

7

A unos dos kilómetros hacia el oeste: el oficial conversa con un taxista. El uniformado no baja de su móvil. El taxista, en cambio, estaciona su vehículo a un costado de la calle y se acerca hasta el oficial que no quita sus manos del volante. Conversan pausado, pero con preocupación.

8

El ebrio cantante trastabilla y cae de bruces sobre el empedrado. Un perro sale a su paso y comienza a ladrar desde una distancia prudencial. El ebrio pronuncia unas palabras y entre ellas cita a su madre. Logra levantarse y vuelve a cantar, en un pésimo inglés: Buffalo Soldier.

9

El motociclista que empezaba a soñar uno de sus tantos sueños recurrentes (un anciano entra a su habitación, pronuncia unas palabras inentendibles y luego se lanza por la ventana, suicidándose) despierta a causa de los gritos de un borracho o demente que va cruzando cerca de su ventana. El motociclista intenta recobrar el sueño, pero la imagen del niño en aquella esquina lo incomoda. Toma el celular y marca los tres números que lo conectan  con la policía.

10

El hombre con ojeras disfruta de la energía. Llama con un chiflido a su mujer. Ella entra a la sala. Somnolienta, despeinada y vestida solamente con una larga remera de fútbol. El hombre con ojeras se acaricia la entrepierna y baja lentamente su cremallera. La mujer somnolienta, arrodillándose, baja su rostro sobre la mesa e inhala una línea que la estaba esperando. Luego mira a su hombre y sonríe.

11

El taxista niega con la cabeza. Vuelve a su taxi, quita debajo de su asiento un paquete y se lo entrega al oficial. Este último lo toma. Mira fijamente a los ojos del taxista y sus pies aceleran. En la radio, una voz femenina, dicta las coordenadas de una intersección de calles. El oficial retoma y vuelve sobre su camino.

12

El ebrio cantante (que ya no canta) sigue bajando calles. Se aleja zigzagueando. En su rostro se dibuja una mueca de susto, quizá alguna lágrima sobre su rostro. Sus manos amanecerán pesadas.

13

El motociclista duerme y no vuelve a tener sueños recurrentes.

Despierta y ya es de día. Enciende el televisor y mientras se cepilla los dientes, una crónica habla sobre la muerte de un taxista. Presumible asalto. Un tiro en la nuca. El motociclista escupe y cierra la puerta para tomar una ducha.

14

Sobre el sofá yace la pareja desnuda.

El hombre con ojeras se levanta, toma las bolitas de hule y las coloca en un bolso. Mira a su mujer desnuda y se muerde los labios. Se viste y camina hacia la esquina.

Anuncios

3 respuestas a “Craquenza – por Santiago Montiel

  1. Hola, Edgar. En realidad yo no lo conocía al Deleuze, a partir de tu comentario lo googleé y me enteré. Gracias por la lectura y el dato. Interesante person este.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s