Hay dualidades que se llevan bien… – por Maria Tresols

Por lo demás, ¿con qué puedo contar conmigo? Una acuidad horrible de las sensaciones, y la comprensión profunda de estar sintiendo… Una inteligencia aguda para destruirme, y un poder de ensueño ávidamente deseoso de entretenerme… Una voluntad muerta y una reflexión que la arrulla.
(…)
¿Qué tengo yo que ver con la vida?

Fernando Pessoa

Hay dualidades que se llevan bien, la mía se divierte. ¿Quién predomina en este cuerpo?

Ella tiene una gran capacidad para crear problemas que luego resuelvo yo. Pero saqué adelante al año -sí, año entero- de la carente de sentido y dramática crisis existencial, dicho de otra manera, ¡completa pérdida de tiempo! Por lo menos sabemos, después de tanta necesaria reflexión, que va a existir siempre, y que yo la planteo, le converso, la convenzo, y vos apareces por atrás para tirarla por algún sexto piso.

Ella lee a Cortázar, Pessoa, yo sigo esperando la edición agotada del sexto libro de Rowling. ¡La vergüenza que paso con papá por tu culpa!, Harry Potter, ¿a quién se le ocurre? Yo me cago en la meta y en la física, y en las dos juntas, ni te cuento. Los fantasmas son de las dos, con la diferencia de que una los quiere y la otra les tiene miedo. Los dejaste tirados en la oscuridad del fondo de una cama para que alguien les rece y ahora los extrañás. Anoche los llamaste, típico de vos, justo cuando estoy sola. Es porque me gusta dormir con mamá, tiene aire en la pieza. Coincidimos en piel, jamás un reloj atándonos. Sabemos de raíz, somos más que dos. Cuatro besos y angelitos perrunos antes de dormir. Una naturista, otra chatarra. Una antisocial, otra que no quiere estar sola. Ambas dependientes, todas se parten por mitades incoherentes. Una que sí, otra que no. Un hombre que nos hace entender de dónde salimos, una mujer que nos (con)vierte. Yo mantengo, ella entonces.

La encontré hace mucho, abriendo ventanas, escribiendo cartas, regalando vida, renegando vida, pidiendo ayuda, queriendo irse, atacada de risa.

Y aun no sabemos qué, pero debemos de.

Divina dualidad de ser.

Era de poca letra, pero hay en mí lo que en un papel.

Abrir la palabra, descuartizarla, incursionar, hacerme un viaje al fondo de su interior. No llegué yo, llegaron ellas dos para armonizar.


Una respuesta a “Hay dualidades que se llevan bien… – por Maria Tresols

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s